Te doy todas las herramientas que necesitas para afrontar tu vida con más recursos

La mayoría de mujeres le damos 1000 vueltas a la cabeza cuando no estamos a gusto con nosotras mismas y con nuestra vida. Pero esto no nos ayuda, excepto para dormir peor, distraernos en el trabajo, o estar emocionalmente menos disponibles para nuestra familia y amigos.

Y, lo peor de todo, es que ese continuo darle vueltas a la cabeza te hace creer que no puedes resolver nada y que estás condenada a vivir permanentemente insatisfecha, descontenta.

  • ¿Te criticas y te exiges demasiado?
  • ¿Tienes miedos que te bloquean y te impiden avanzar?
  • ¿Te sientes juzgada con frecuencia y te angustia el conflicto?
  • ¿Desearías confiar más en ti y en tus capacidades?
  • ¿Sientes la necesidad de hacer cambios en tu vida y no sabes por dónde empezar?
  • ¿Estás intentando superar una ruptura, o te estás replanteando tu relación?
  • ¿A menudo dices que sí cuando quieres decir que no?
  • ¿Por algún motivo que no consigues entender sientes infelicidad, tristeza, ansiedad, confusión?
Imagina que todo lo que te asusta, te paraliza o no entiendes desaparece.
Imagina que lo que sientes y lo que haces están en perfecta armonía.
Imagina que aprendes a vivir con mucha más alegría.
Imagina que, por fin, aprendes a ser tú.

La historia de Laura

"El primer día con Olga sentí vergüenza. Siempre da mucho pudor que alguien desconocido se ponga a escuchar tus problemas, pero a los diez minutos ya me di cuenta de que iba a estar más a gusto en aquel sillón de lo que pensaba."

(Laura, mujer emprendedora de 36 años)
Su dificultad

"Necesito aprender a gestionar situaciones en las que me encantaría poder decir un no rotundo. Sé de dónde viene el problema y qué tendría que hacer, pero en la práctica no lo consigo. Abrí mi negocio con el objetivo de ser feliz y ser dueña de mi vida y últimamente tengo la sensación de que me estoy desviando de ese objetivo a costa de servir a los demás".

Las sesiones con Olga

Laura acudió a mi consulta cuando empezó a sentir ansiedad y mucho estrés. Quería aprender a decir “no”, poner límites, ganar confianza en sí misma y aumentar su autoestima. Buscaba herramientas para cambiar situaciones y formas de hacer que no le gustaban.

"Olga no te juzga, ella escucha y reconstruye argumentos en base a lo que le vas contando con una capacidad brutal de seguir el hilo. Y, con esa misma capacidad, te va guiando hasta que tú misma encuentras la solución a lo que te preocupa".

Qué ha conseguido Laura

Laura ha ido aprendiendo a decir “No” a un montón de situaciones que la hacían sentir especialmente ansiosa. Siente que su “mochila” es mucho más ligera, y ha podido entender mejor algunas dinámicas familiares que estaban entorpeciendo su desarrollo personal.

"Las sesiones con Olga me han ayudado a ganar confianza, a desarrollar una faceta de asertividad anteriormente desconocida en mí. También me está ayudando a conectar con mi cuerpo y mis emociones, y a resolver problemas que venían de antaño".

Otras clientas con las que he trabajado dicen

Decidí comenzar con las sesiones con Olga tras sufrir durante muchos años ataques de pánico repetidos. Buscaba herramientas para poder enfrentarme a un miedo que me paralizaba. Con las sesiones logré entender mi malestar, mi sensación de soledad, mis miedos. Gracias a Olga soy mucho más consciente de las decisiones que tomo, del por qué las tomo y de los comportamientos que quiero modificar. Estoy muy contenta de haberme decidido a contactar contigo, Olga. Tu empatía y tu forma de abordar cuestiones dolorosas son fantásticas y a mí me ha facilitado mucho el proceso. Por ello te doy las gracias.

Helea, 33 años. Sesiones por Skype

Con Olga he aprendido a poner límites y a una infinidad de cosas más. Digamos que poner límites ha sido una milésima parte de todo lo que me llevo. El espacio que me ha ofrecido ha sido un espacio de respeto absoluto y de paz. Infinítamente le agradezco su respeto a mis bloqueos, pero más le agradezco que me haya acompañado en procesos muy dolorosos. Si alguien me preguntara que ha supuesto para mí el trabajo con Olga, diría que ha supuesto ser muchísimo más feliz, porque todo lo que hago ahora y todo lo que soy es porque yo lo he escogido.

Anna, 35 años

Trabajar con Olga ha supuesto un punto de inflexión en mi vida, que ha forjado mi carácter y me ha dado serenidad y confianza para afrontar la vida. He ido conociéndome mucho mejor: mi manera de ser, de establecer relaciones, de valorar a la familia, a los amigos, mis valores… Y he realizado profundos aprendizajes que me acompañan siempre: la humildad, la fuerza de voluntad, la necesidad de dar descanso a la mente, atreverme a no saber, dejar de buscar la perfección, ser persona antes que pareja, hija o madre.

Marta, 29 años.


Me costó mucho tomar la decisión de ir a ver a Olga porque siempre pensé que yo sola podría cambiar las cosas que me hacían sentir mal. Pero estaba equivocada; a veces, necesitas que otra persona te ayude a entender. En las sesiones con Olga me siento muy cómoda; ella siempre es respetuosa, nunca te pide que hagas nada que no quieras y tú mismas vas tratando los temas que necesitas en ese momento. Tú marcas el ritmo. El espacio es muy acogedor, no se parece en nada a la consulta de un psicólogo típico, y eso me ayuda mucho.

Inés, 35 años.

Empecé la terapia en un momento de mi vida con cambios muy drásticos y mucho estrés, incluyendo un cambio de país y búsqueda de trabajo. He aprendido a conocerme a mí misma, a identificar de dónde venía y a qué se debía mi manera de funcionar, que tanto me ha complicado la vida. Desde la aceptación personal y con las herramientas que he adquirido con Olga estoy afrontando mi vida personal y laboral con muchísima más tranquilidad y confianza en mí misma.

Sara, 32 años. Sesiones por Skype


Estaba pasando por un momento de ansiedad e insomnio relacionado con el trabajo y una situación sentimental muy dura. Olga me ayudó a no tener miedo a tomar mis propias decisiones. Hacer lo que creía que era mejor para mí ha hecho que recupere el sueño y la tranquilidad..

Adriana, 31 años. Sesiones por Skype

Miedos y dudas frecuentes

​¿Tendré que hablar de algo de lo que no quiero hablar? ¿Tendré que hacer algo que no quiero hacer?


Este espacio es tuyo al 100%. Lo que hagamos en una sesión y de lo que hablemos depende totalmente de ti. Lo que esté bien para ti, está bien para mí. Así de sencillo.


Mi círculo cercano va a pensar que me pasa algo grave, que estoy loca


Si tuvieras una enfermedad mental, verías a un psiquiatra, tomarías algún medicamento. Las mujeres con las que trabajo son totalmente funcionales; chicas súper valientes que quieren darle mayor sentido a su vida y resolver sus dificultades. Otras solamente buscan un espacio de crecimiento personal donde poder mirar sus cosas con tranquilidad y perspectiva, porque es difícil encontrar ese espacio en esta vida loca que llevamos todas.


Esto es un rollo, requiere demasiado esfuerzo


No tienes que hacer nada con lo que aprendes en las sesiones. Llegas a la consulta, pones la lupa en algunos temas durante una hora, luego guardas la lupa y sigues con tu vida. Y eso ya tiene un impacto, para mejor. Yo no tengo todas las respuestas. Me he formado como psicoterapeuta y tengo algunas herramientas que te voy a dar para que puedas usarlas una y otra vez en el futuro.


¿Qué hacemos en una sesión?


Las primeras sesiones suelo pedirte que hagamos algunos ejercicios para conocerte mejor. Son ejercicios entretenidos, de inventarte alguna historia o imaginar alguna situación que yo te pido.

A medida que nos vamos conociendo, las sesiones se van centrando más en hablar. A veces te propongo algún ejercicio que me parece útil para ti, y tú decides si te apetece hacerlo o no.

Aunque estoy formada como psicoterapeuta, también uso muchas herramientas del coaching para enseñarte a practicar nuevas habilidades que te ayuden a avanzar en tu vida. Muchas veces te doy ejercicios prácticos para que hagas entre sesiones.

Por eso he llamado psico-coaching a este servicio.


¿Cuánto tiempo vamos a tener que trabajar juntas?


¡No tengo ni idea! Dependerá del tiempo que tardes en conseguir lo que estás buscando. En todo caso, tú decides en todo momento cuándo empiezas y cuándo terminas.


¿Cuánto cuesta este servicio?


Cada sesión individual dura 60 minutos y tiene un coste de 70 euros. Si después de la primera sesión nos sentimos cómodas trabajando juntas, puedes comprar un pack de 6 sesiones con el que te ahorras 63 euros (un 15% de descuento). El Pack 6 cuesta 357 euros.

No vivo en Barcelona. ¿Podemos trabajar juntas a distancia?


Sí, la experiencia me ha demostrado que las sesiones por Skype funcionan. Si no vives en Barcelona, podemos trabajar juntas a distancia.

Me quedan algunas dudas. ¿Podemos hablar?

¡Claro! Escríbeme a olga@happidemia.com y te responderé en un plazo de 24 horas.

No me quedan dudas. ¿Qué hago ahora?

Lo mismo. Escríbeme a olga@happidemia.com y hablamos de los detalles. 

Estaré encantada de conocerte y de trabajar contigo si lo deseas.